twitterfacebookgooglepinterestyoutube

Eliminad de vuestras vidas los objetos que atraen la mala suerte

Eliminad de vuestras vidas los objetos que atraen la mala suerte

¿Sabíais que hay objetos de decoración que atraen la mala suerte? Es cierto que, la decoración de nuestras casas es un asunto muy personal, pero igual que hay objetos que proporcionan armonia en los hogares, hay otros que atraen las energías negativas. Todos los objetos transmiten energía; no solo por los materiales con los que se fabrican o están compuestos, sino también porque guardan emociones de aquellos que han sido sus dueños. Si, por ejemplo, tenéis muebles heredados de vuestros antepasados o comprados en anticuarios ¡¡mucho cuidado!! Se dice que los muebles que han pertenecido a otras personas suelen quedarse impregnados de la vitalidad de éstos.  Si el objeto está cargado de energía positiva, será fantástico para vosotros. En cambio, si el objeto está cargado de energía negativa, la casa en la que se encuentra, la vida de aquellas personas que lo posean se irá complicando.

A continuación os proporcionamos una lista con algunos objetos que pueden atraer la mala suerte:

  • La vajilla rota: Es muy habitual que cuando un plato o una fuente se rajan, los sigamos utilizando. Se trata de un gran error ya que cuando los objetos se rompen, significa que pierden su integridad energética; Por lo tanto, los sitios que están rajados atraen las malas vibraciones. Así que lo más conveniente es tirarlos.
Los elementos semidestruidos, como la vajilla,  atraen la mala suerte. Intente rodearse de objetos íntegros.

Los elementos semidestruidos, como la vajilla, atraen la mala suerte. Intentad rodearos de objetos íntegros.

  • Los animales disecados: Aquellos que seáis unos apasionados de la caza, cometéis un gran error coleccionando animales disecados. Éstos desprenden energías negativas ya que sus cuerpos no se han podido reintegrar en la naturaleza después de su muerte. Lo mismo ocurre con las caracolas y conchas que encontramos en la playa;  al quitarlas de su hábitat natural toda la energía que suelen transmitir, se acumula y queda estancada. Así que, lo más inteligente es que las tiréis a la basura.
los animales disecados traen mala suerte porque el proceso natural de su descomposición ha sido interrumpido artificialmente por un proceso químico.

Los animales disecados atraen la mala suerte porque el proceso natural de su descomposición ha sido interrumpido artificialmente por un proceso químico.

Las flores secas: Son muchas las personas que tienen flores secas en sus casas como objeto de decoración. Os aconsejamos que os deshagáis de éstas ya que al no estar frescas transmiten malas vibraciones. Tenemos que pensar que, las flores marchitadas no dejan de estar muertas. De ahí, que atraigan la mala suerte.

Las flores secas transmiten energías negativas puesto que ya no tienen vida.

Las flores secas transmiten energías negativas puesto que ya no tienen vida.

Por último deciros que si os deshacéis de estos objetos deberéis pedir un deseo. Éstos siempre se cumple. Al renovar algo en vuestra vida, las energías cósmicas os sonreirán y concederán un deseo. Después de este consejo seguimos con más objetos de la casa que atraen la mala suerte.

  • Las tijeras abiertas: ¿Quién no tiene unas tijeras en casa? Desde luego son muy prácticas. Lo único es que tenéis que dejarlas cerradas, nunca abiertas. Si las dejáis abiertas y se caen mirando hacia ti, significa que vuestra muerte se avecina. Nuestro consejo: dejadlas siempre cerradas.
Si encontráis unas tijeras abiertas , echad sal por encima del hombro izquierdo para ahuyentar los malos espíritus.

Si encontráis unas tijeras abiertas , echad sal por encima del hombro izquierdo para ahuyentar los malos espíritus.

  • El color amarillo: Todos sabemos que el amarillo no es ningún objeto, pero si un color muy habitual para pintar las paredes, de las telas de casa u objetos. Se dice que este color trae muy mala suerte. La superstición del color amarillo pertenece al ámbito del teatro. Se trata de un color prohibido en el decorado y en la vestimenta de los actores. Esta creencia existe desde que el dramaturgo Molière murió vestido de amarillo. En febrero de 1673 estrenó la obra ‘El enfermo imaginario’. Días después del estreno, en plena representación, el escritor francés empezó a sentirse mal y murió unas horas más tarde en su domicilio.
La superstición del color amarillo mueve a los actores, sobre todo los de teatro.

La superstición del color amarillo mueve a los actores, sobre todo los de teatro.

Si conocéis algún otro objeto que de mala suerte, estaremos encantados de que nos mandéis vuestros comentarios.

Deja una respuesta


Get Widget