twitterfacebookgooglepinterestyoutube

Un estudio comprueba que ganar la lotería no compra la felicidad

Un estudio comprueba que ganar la lotería no compra la felicidad

La codicia y el dinero así como, las ansias de poder siempre han movido el mundo. Ganar la lotería y convertirse en millonario es el sueño de todo ser humano, con el consecuente razonamiento de no volver a trabajar y poder comprar todo lo que uno desee. Pero, un estudio publicado recientemente demuestra que el dinero no es un pasaje directo a la felicidad.

Puede ser cierto que el dinero no da la felicidad plena pero, tampoco es un obstáculo. El dinero da mucha tranquilidad. Evita que pensemos en no llegar a fin de mes, pagar la hipoteca, colegios de los niños y muchas otras.

El estudio que tiene por nombre, “Ganadores de lotería y víctimas de accidentes: ¿es la felicidad relativa?, expone varías teorías por las que la gente que gana la lotería o premios no es más feliz que los que no han ganado nada.

El artífice del estudio, Christopher Hsee, profesor en Chicago School of Business, explica que ganando la lotería se pueden realizar actividades que anteriormente no estaban al alcance de las personas premiadas pero, con el tiempo los afortunados se van acostumbrando a sus nuevos niveles de vida. En ese momento, es cuando los afortunados se suelen sentir desdichados porque quieren más de lo que ya tienen.

Otro motivo por el que ganar la lotería no compra la felicidad es que los agraciados cambian su vida radicalmente; mudándose a otros barrios, casas más grandes etc. Y resulta, que éstos se sienten inferiores a sus nuevos vecinos porque tienen menos que ellos. ¿Quién no ha escuchado ese refrán que dice: “las comparaciones son odiosas”?

dinero no da la felicidad

Alcanzar la felicidad plena es algo complejo. Se trata de un estado momentáneo que se logra con los pequeños detalles que nos ofrece la vida. Para más inri, y aunque resulte sorprendente, el ser humano suele actuar sin pensar en su felicidad. Y así lo demuestra este profesor después de haber estudiado el comportamiento de un grupo de personas.

La investigación reside en un planteamiento muy simple. A los participantes que permiten realizar el ensayo, se les da un helado de vainilla si trabajan 6 minutos y uno de pistacho si trabajan 7 minutos. ¿Y sabéis qué eligieron? Más del 70 % escogió la primera opción pero, porque les gustaba más el helado de vainilla.

Acto seguido, a este mismo grupo de participantes se les plantea de nuevo las mismas opciones pero con un sistema de puntos. Trabajar seis minutos les da 60 puntos; mientras que, si trabajan siete minutos se les concede 100 puntos. En esta ocasión la mayoría eligió ganar los 100 puntos para obtener el helado de pistacho, mientras que el 70% había dicho que prefería el de vainilla.

De esta publicación podemos sacar una moraleja, haciendo referencia al escritor francés, Alejandro Dumas, “No estimes el dinero en más ni en menos de lo que vale, porque es un buen siervo y un mal amo.”

4 Comments

  1. De millonario a mileurista | BLOG SERVIAPUESTAS · 10 julio, 2013

    […] claro ejemplo de que el dinero no da la felicidad es este hombre de nacionalidad inglesa. En el año 2002, cuando tenía 30 años, le tocaron más de […]

  2. Pierde dos millones de euros y no le importa | BLOG SERVIAPUESTAS · 22 julio, 2013

    […] es perder dinero. Pero también tenemos otro caso, como el de Michael Carrol,  que demuestra que el dinero no da la felicidad y que hay cosas en la vida que el dinero no las […]

  3. Razones para celebrar que no os ha tocado la lotería | BLOG SERVIAPUESTAS · 30 septiembre, 2013

    […] es oro. Aunque parezca que ganar la lotería va a resolver nuestros problemas, en muchos casos el dinero no da la felicidad. Y es que la mayoría de las veces, somos más ricos los que menos […]

  4. Una pareja ganadora de Euromillones se divorcia por no saber cómo gastar los 101 millones | BLOG SERVIAPUESTAS · 2 diciembre, 2013

    […] podemos sacar varias moralejas. Las más importantes son que todo lo que brilla no es oro y que el dinero no da necesariamente la felicidad. De hecho, muchas veces somos más ricos los que menos […]

Deja una respuesta


Get Widget