twitterfacebookgooglepinterestyoutube

Eres una de las personas más afortunadas del mundo, pero aún no lo sabes.

Eres una de las personas más afortunadas del mundo, pero aún no lo sabes.

Diariamente se nos presentan retos a los que hacer frente, además de los obstáculos que la vida nos pone. Quizás consideremos que no tenemos suerte, pero queremos mostraros 18 razones por las que agradecer la suerte que poseemos. Pueda parecer básica, pero hay miles de millones de personas, incluso hoy en día, que no corren esa suerte.

  1. Estás vivo.
  2. No te has ido a dormir con hambre anoche.
  3. Te despertaste esta mañana con un techo sobre tu cabeza.
  4. Eres capaz de escuchar cantar a los pájaros y de escuchar el choque de las olas.
  5. No has temido por su vida hoy.
  6. Has superado algunos obstáculos considerables, aprendiste y sobreviviste.
  7. Eres razonablemente fuerte y saludable – si te pusieras enfermo hoy, podrías recuperarte.
  8. A menudo te preocupas por lo que vas a hacer con tu vida – tu carrera, tu familia, el siguiente paso, etc . – que significa que tienes la ambición, la pasión y la libertad de tomar tus propias decisiones.
  9. Puedes caminar fuera y sentir la brisa a través de tu pelo y el calor del sol en tu piel.
  10. Vives en un país qué protege tus derechos humanos básicos y las libertades civiles.
  11. Tienes la libertad de elegir qué ropa ponerte.
  12. Tienes un amigo o familiar que te echa de menos y espera con interés tu próxima visita.
  13. Tienes  a alguien con quien recordar “los buenos viejos tiempos.”
  14. Puedes leer.
  15. Tienes acceso a agua potable limpia.
  16. Tienes acceso a atención médica.
  17. Tienes acceso a Internet.
  18. Eres capaz de ver el amanecer y el atardecer.

Recuerda que debes ser agradecido por todas las cosas que tienes. Puedes salir, ir, venir, comprar lotería por Internet, soñar con un futuro mejor, aunque suene normal para nosotros, para muchos millones simplemente entrar en Internet o soñar con un futuro mejor es una quimera.

“La verdadera riqueza es la capacidad de experimentar plenamente la vida.” Henry David Thoreau. Deberíamos agradecer mucho más lo que tenemos en vez de preocuparnos de lo que no tenemos. Así que tomemos tiempo para ayudar a aquellos que no son capaces de gozar de estas necesidades básicas.

Deja una respuesta